El Vermut

Quiero dedicar unas líneas a una tradición que se mantiene viva a duras penas: el vermut. El momento por antonomasia dedicado a este espirituoso suele coincidir con el aperitivo que se hace -normalmente el fin de semana- antes de sentarse a la mesa. El vermut se puede hacer en casa, o en el bar; con los amigos, la familia o la pareja. Es un espacio de libertad donde uno se puede explayar, hablar y reir con los amigos; o bien leer el periódico mientras pica unas olivas, o patatas fritas.
Sin embargo, se puede constatar en nuestras ciudades como este rito social se encuentra en declive. En Barcelona hay que buscar para encontrar un domingo al mediodía un lugar para hacer el vermut. Por esto, los que existen suelen estar bastante concurridos. Y digo Barcelona porque el vermut es muy tradicional de toda la costa catalana, donde se producía y comercializaba profusamente  hasta la aparición del Martini. Aún y todo, existen bodegas con mucho encanto, por las que parece no haber pasado el tiempo y sirven vermuts caseros. Suelen ser lugares protegidos del sol, frescos -pero sin métodos de ventilación- y con muchas conservas y todo tipo de encurtidos para acompañar.
Puede ser una opción hacer el vermut en casa. Aquí os enseño dónde puede uno abastecerse de un vermut casero y una botella de sifón. Luego cada uno que lo acompañe de lo que más desee. En este caso son unas rebanadas de pan con paté a las hierbes mediterraneas y unas aceitunas gazpacheras
Bodega donde me abastecen
Todo listo

2 Respuestas a “El Vermut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s