Patatas al pil pil

Esta nueva creación que os propongo es una forma de aprovechar una salsa de pil pil que os haya sobrado de un buen bacalao. Y como buen alavés, ¿qué mejor acompañamiento que unas patatas hervidas? Pues unos guisantes de conserva, una chorrotada de vino blanco y el aceite del bacalao -o pil-pil-.

Lo primero hervir las patatas y retirar el agua. Luego, añadimos el aceite con la gelatina del bacalao -fundamentalmente está en la piel- y añadimos los guisantes y un chorrito de vino blanco. Meneamos bien para que engorde la salsa y servimos resaltando con una gota de aceite.

Es una especie de patatas en salsa verde, pero sin apenas verde. Es una variante de la zurrukutuna, pero sin bacalao… Es un invento bastante efectista para salir del paso. Espero que os guste.

2 Respuestas a “Patatas al pil pil

  1. Creo que has escrito toda la receta con la única de intención de citar la palabra "zurrukutuna". Brindo un homenaje al decano del euskera Domin, va por él!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s