Albóndigas en salsa IKEA

La albóndiga… ese denostado segundo plato, tiene una elaboración que requiere paciencia y precisión para elaborar las pelotillas de similar tamaño y forma… Y sin embargo, es un plato que no está reconocido lo suficiente y a menudo se tiene por vulgar: de restaurante de carretera, de maruja en el mercadillo con bata y rulos, de menú del día como máximo de 6 euros… Y desde aquí la hemos reivindicado en este post y lo volvemos a hacer en esta ocasión porque de forma casual hemos descubierto lo bien que les va la salsa de zanahoria.
La receta consiste en elaborar la mezcla de la carne y las pelotas como ya describimos en este post y después añadirlas en un puré de zanahoria. Así de forma fortuita, hemos descubierto la salsa que utilizan en un muchos establecimientos de cocina precocinada, o en comedores escolares, o bufetts libres…, !o incluso en las albóndigas de lata! Es el sabor de la albóndiga en salsa dulzona del comedor del IKEA. Quizá por estos establecimientos es que asociamos las albóndigas a un plato ordinario. Pero como ya os comentamos requiere de cierta elaboración y con una carne de ternera fresca y una buena salsa el resultado puede ser espectacular.
A parte de todo lo dicho, es uno de esos platos que cuando están buenos y uno está lejos de casa, nos retrotraen a sabores del hogar y al untar la salsa caliente nos reconforta cuerpo y espíritu.
Para elaborar el puré de zanahoria simplemente hemos puesto a cocer en una olla rápida 5 min: 6 zanahorias, una patata, media cebolla y medio pimiento verde justo cubierto de agua. Después hemos triturado todo y hemos añadido el punto de sal y una pizca de pimienta. Este puré lo añadimos a las albóndigas y las cocinamos unos 5 min conjuntamente para integrar los sabores y el resultado será sorprendente. Un plato casero con sabor industrial!! Para aquellos que echáis de menos el menú IKEA de 5.95€ (macarrones con tomate + 12 albóndigas en salsa)
A estos tipos de salsa espesa les va de maravilla un puré de patata, a ser preferible de polvos Maggi. Cuando juntamos ambos purés obtenemos una nueva variante de acompañamiento. El resultado dependerá de las densidades de ambas salsa o purés, pero el deleite de los sentidos está garantizado en cualquier caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s